Girona Pecadora

Desde hace mucho tiempo, la prostitución se trasladó de los lugares públicos al anonimato de los pisos privados de la ciudad. Si este capítulo se añade a la guía es obviamente para no dar direcciones de lugares actuales, sino para exponer cómo la ciudad ha cambiado también en este aspecto «pecador», incluyendo algunas curiosidades y anécdotas.

Barrio Chino

Junto a la iglesia de Sant Feliu se encontraba el llamado «Barrio Chino», un área urbana bien delimitada por algunas calles oscuras, húmedas y disminuidas donde se extendían barras con llamativos carteles luminosos. En 1975 en sólo dos calles de esta zona había hasta quince bares donde se practicaba la prostitución: La Cuadra, Las Vegas y Capri en la calle Portal de la Barca; Ester, Nuri, Mari, Copacabana, la Vedette, Trèbol, Málaga, Río, Chit, Pepe, Los Faroles y Lina en la calle Pou Rodó.

Barrio Chino

A partir de los años 80 se detectaron los primeros casos de tráfico de estupefacientes y a partir de ese momento la degradación no tuvo freno. Los clientes empezaron a disminuir y algunos bares empezaron a cerrar. En 1990 sólo quedaban ocho bares de este tipo y ambos fueron cerrados por orden judicial.

Barrio Chino

Hoy en día, el visitante que pasee por el antiguo «Barrio Chino» se encontrará con un moderno espacio urbano en el que los locales de putas han sido sustituidos por una amplia plaza pública y con algunos restaurantes de alta gastronomía, pizzerías con encanto y hoteles de prestigio a su alrededor. En uno de ellos el fundador de Facebook incluso pasó una noche! La transformación de la ciudad ha llegado al corazón de lo que fue su parte más decadente y ha dado una nueva vida y un nuevo impulso.

Barrio Chino